• Fernando Pérez

¡El tiempo si alcanza!


Uno de los temas que más se manifiesta en el día a día de un empresario, de un emprendedor, de un empleado, y me atrevería a decir que de cualquier ser humano, es el de no contar con el tiempo suficiente para cumplir con todos los compromisos que se presentan, con las respectivas consecuencias de insatisfacción, preocupación, ansiedad y estrés, aspectos que no sólo afectan a la persona que los está viviendo, sino de igual manera a su entorno, sea familia, colegas o amigos.

Con todo esto pareciera que nos colgamos un letrero que dice: "Saludos, pertenezco a la era de la multitarea", con la siguiente advertencia al pie: "por favor tener presente que todas mis tareas son para hoy, en caso de no cumplirlas estas serán acumuladas para mañana", y entonces qué sucede?, no hay tiempo para almorzar, sólo dormimos 4 horas o menos al día, aparece la idea de que 24 horas no son suficientes, y al hacer un repaso al finalizar la semana sentimos que no hicimos nada importante, aunque eso sí estuvimos muy ocupados, pero no hay problema, la próxima semana nos colocaremos al día, cosa que nunca sucede, siempre hay más por hacer.

Conclusión del tema, se va acumulando el agotamiento y una sensación de no estar invirtiendo el tiempo en lo que realmente se necesita, y lo mejor de todo, esto transcurre así durante casi las 52 semanas del año; la cuestión aquí es que no hemos visto la importancia de manejar las 3 P´s de la gestión del tiempo: Priorización, Planeación y Programación.

Para iniciar lo que deberíamos tener más claro en este tema es que pese a la idea que nos hayan vendido, nuestro cerebro está diseñado para trabajar una sola cosa bien a la vez, y aplica tanto para el cerebro masculino como femenino; por esto, lograr Priorizar además de llevarnos a atender lo significativo, nos da un sentido de tranquilidad de que estamos haciendo lo que realmente importa, y qué sucede al final del día o la semana?, que nos sentimos satisfechos y productivos; ahora bien, puede surgir la pregunta, cómo priorizo las cosas?, pues eso es independiente a cada persona, qué es importante para ti?, y aquí debemos recordar trabajar sobre las dimensiones de la vida: física, espiritual, emocional, intelectual, social, profesional, económica, entre otras, sólo hay que ser consciente de a cuál queremos darle más relevancia y definir los objetivos que nos harán sentir realizados, a alcanzar las metas que nos hemos propuesto o a lo que nos hemos comprometido.

Luego podemos pasar a la Planeación, teniendo claro lo que es importante y relevante podemos organizar nuestra semana, mes o hasta nuestro año, y así establecer lo que debería ser hecho cada día, aquí comenzamos a organizar nuestras tareas, y comienzan los primeros beneficios, la tranquilidad de saber que todo será realizado en su debido momento, que no se nos van a escapar las cosas importantes, y que hemos dejado de pensar sólo en el corto plazo para comenzar a planear el mediano y el largo plazo nuestros objetivos.

Y así cerramos con el último paso, la Programación, y es el que más le cuesta a la mayoría de los mortales, sin embargo, es el que mejores resultados trae, porque aquí tenemos que llegar a los detalles, a pensar en el cuándo y el cómo, organizarnos y colocar cada tarea, compromiso y responsabilidad en nuestra agenda, asignar un día, una hora y una duración para hacer las cosas, y un tip crucial, manejar correctamente el tiempo implica que dejemos “colchones” en nuestra agenda para atender esos imprevistos que siempre aparecen. Para que todo esto funcione se requieren dos herramientas adicionales, disciplina y enfoque, comprometernos con nosotros mismos y estar presentes en lo que estemos haciendo, colocar nuestra energía en una sola cosa y evitar las distracciones.

Todo esto es cuestión de hábitos, cuando entrenamos a nuestro cerebro para que priorice y se enfoque comenzamos a obtener los resultados esperados, resultados que vienen acompañados de sentimientos de satisfacción y tranquilidad, que son muy preciados en esta era del nunca parar, donde la tecnología y la competencia permanente nos han llevado hasta a olvidarnos de nosotros mismos.

¿Y tú, ya tienes pensado cómo vas a planear la semana que viene?, ¿ya sabes qué es lo más importante que quieres lograr?.

#tiempo #priorizar #planear #programar #resultados #satisfacción #gestión

© 2017 - 2020 por Crear Acción. Todos los derechos reservados. 

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • LinkedIn - White Circle